sábado, 1 de marzo de 2008

The aftermath - Primera parte (de muchas por venir)

A poco más de una semana de haber regresado de aquel mágico viaje por Chiapas, me preguntaba por qué no había escrito nada al respecto en este espacio consagrado a la ociosidad y el absurdo; pensándolo un poco concluí que, habiendo tanto material disponible, simplemente no sabría por donde empezar. Limitarme a hacer una crónica del viaje sería hacer una terrible injusticia, por lo que escribiré entradas conforme vayan floreciendo las memorias más vívidas, sin ningún tipo de orden. En otras palabras, como me vaya dando la pinche gana.

Como ya me tengo que ir, me limitaré a una simple foto, particularmente es de mis favoritas, si no es que la más. Defendiendo a mi pobre y anticuada cámara Canon de 3.2 megapixeles, diré que las fotos en blanco y negro salen bastante bien. Sorry Alejandra, pero el pobre de Juanes no sabe nada de fotografía artística jajajaja...


Disfruten



3 comentarios:

pumarosa dijo...

pobresito pobresito, que no siempre es la cámara lo que hace al maestro, si no que el maestro hace lo que quiere con la cámara, así que me perdonarás pero mi señor Juanes sólo fué un medio para retratar mi arte. jajajaja

y deberías quitar tu palabra verificadora...dan lata...o dame una buena razón para tenerla

Coronel Rosco dijo...

De qué hablas? cómo se quita esa madre? Dime y con todo gusto, lo que pida la reina mmmmta

Pip3n dijo...

¿que es una palabra verificadora?

Y me alegra que la plática que tuvimos la otra vez tenga secuelas.
Sin preocupaciones por el tiempo todo es mejor.
Que sólo importe cuando importe.

¿Qué va a pasar con los Beastie?
Tengo miedo